¿Qué pasa con la nómina y la pensión al acogerse a la segunda oportunidad? J. Raúl Fernández 28 octubre, 2021

¿Qué pasa con la nómina y la pensión al acogerse a la segunda oportunidad?

Ley de la segunda oportunidad
Blog

Una de las primeras dudas de alguien que está valorando acogerse a la ley de la segunda oportunidad es qué sucederá con su n nómina o pensión mientras dure el procedimiento.

¿Por qué la Ley de la segunda oportunidad?

Con la LSO se busca que una persona física (particular, autónomo, profesional o empresario), que debido a un fracaso económico empresarial o profesional no puede hacer frente a sus deudas (se encuentre en situación de insolvencia), cumpliendo unos requisitos, puedan encarrilar nuevamente sus vidas, sin tener que arrastrar indefinidamente deudas que no pueden pagar.

¿Cómo se articula?

El proceso se divide en 2 fases:

  • ACUERDO EXTRAJUDICIAL DE PAGOS. Se intenta alcanzar un acuerdo con los acreedores para reestructurar la deuda.
  • CONCURSO CONSECUTIVO. Se liquida el patrimonio y, a la finalización del proceso, se solicita al Juez la cancelación de las deudas pendientes.
La nómina y pensión durante el acuerdo extrajudicial de pagos.

En esta primera fase extrajudicial, aunque se nombra un mediador concursal, la persona mantiene sus facultades patrimoniales. 

Esto significa que el deudor continuará percibiendo el importe de su nómina o pensión.

¿Qué pasa con la nómina o pensión en concurso de acreedores?

Cuando se declara el concurso de una persona física la nómina o pensión que ésta percibe pasará a formar parte de la masa activa del concurso.

No obstante, si esa nómina o pensión no alcanzan el mínimo embargable y, en todo caso, la parte de las mismas que no lo supere, debería quedar automáticamente excluida de la masa activa y con plena disposición para el concursado.

Entonces, ¿qué sucede con la nómina o pensión? ¿se deja de percibir tras la declaración de concurso?

Lo normal es que no. La Ley Concursal reconoce el derecho del concursado a percibir una asignación (alimentos), siempre y cuando; (1) en la masa activa del concurso existan bienes suficientes y (2) la persona concursada se encuentre en estado de necesidad.

Dependiendo de si en el concurso se ha acordado el régimen de intervención o de sustitución, la cuantía y periodicidad de los alimentos las fijará el administrador concursal o el juez del concurso.

En el caso de que en la masa activa existan bienes bastantes para prestar alimentos, el concursado persona natural que se encuentre en estado de necesidad tendrá derecho a percibirlos durante la tramitación del concurso, con cargo a la masa activa, para atender sus necesidades y las de su cónyuge y descendientes bajo su potestad.  (…). 

En el concurso de acreedores el concursado puede percibir una prestación (alimentos) con cargo a la masa activa.
La particularidad del concurso consecutivo.

En el concurso consecutivo de una persona natural no empresaria (que es el que se declara tras haber intentado un acuerdo extrajudicial de pagos), nos encontramos con la particularidad de que el mismo se abre con apertura de la liquidación.

En ese caso, la Ley prevé la extinción del derecho del concursado a percibir alimentos con cargo a la masa activa, salvo cuando sea imprescindible para atender a las necesidades mínimas del concursado.

Si el concursado fuera persona natural, la apertura de la liquidación producirá la extinción del derecho a alimentos con cargo a la masa activa, salvo cuando fuere imprescindible para atender las necesidades mínimas del concursado y las de su cónyuge o, cuando aprecie la existencia de pactos expresos o tácitos de los que derive la inequívoca voluntad de los convivientes de formar un patrimonio común, las de la pareja de hecho inscrita, así como para atender las de los descendientes bajo su potestad.

Aquí nuevamente debería quedar excluido y, por tanto, plenamente disponible para el concursado, la parte de su nómina o pensión que no exceda de la importe embargable.

Con todo, en el concurso consecutivo siempre se debería solicitar al Juez que se pronuncie sobre la fijación de alimentos.

En el concurso consecutivo se debe solicitar al Juez la fijación de alimentos.
Y, ¿qué sucede si hay embargos sobre la nómina o pensión?

Cuando el inicia la tramitación de un acuerdo extrajudicial de pagos, la norma contempla (aunque con algunos matices), la suspensión de las ejecuciones y, la imposibilidad de iniciar nuevas, durante un plazo de 3 meses (2 si se trata de una persona física no empresaria).

Si el acuerdo no tiene éxito y la nómina o pensión se encuentra embargada, al declararse el concurso de acreedores se deberá alzar el embargo, pasando esa nómina o pensión a formar parte de la masa activa del concurso.

¿Hablamos?


    Write a comment
    Your email address will not be published. Required fields are marked *